Tabla de contenidos
< Volver

Cláusula de incumplimiento

¿Qué es una cláusula de incumplimiento?

Una cláusula de incumplimiento en un contrato es una disposición que establece las consecuencias en caso de que una de las partes no cumpla con sus obligaciones contractuales. Por lo general, esta cláusula permite a la parte que cumple con sus obligaciones terminar el contrato, ejecutar un curso específico de acción o demandar daños basados en el tamaño del incumplimiento.

En algunos casos, la cláusula de incumplimiento puede incluir una penalización económica para la parte que incumpla con el contrato, con un componente indemnizatorio por los perjuicios derivados del incumplimiento.

En resumen, una cláusula de incumplimiento en un contrato establece las consecuencias en caso de que una de las partes no cumpla con sus obligaciones contractuales.

Por ejemplo, en un contrato de compra-venta, se incorpora una cláusula de incumplimiento para prever problemas en la entrega de equipo de oficina por parte de un proveedor. Si el proveedor no cumple con la entrega en el plazo acordado, se considera un incumplimiento. La empresa compradora puede notificar al proveedor y darle tiempo para corregirlo. Si no se corrige, la empresa compradora puede cancelar el contrato y solicitar el reembolso o mantenerlo y buscar compensación por los retrasos. El proveedor asume costos adicionales que la empresa pueda tener debido al incumplimiento. Esta cláusula estructura cómo resolver incumplimientos y protege a ambas partes en el contrato.

Las estipulaciones esenciales sobre el incumplimiento contractual se regulan en el artículo 1.124 del Código Civil.

Contenido esencial

  • Condiciones del incumplimiento.
  • Cuantificación de la indemnización

Contenido opcional

  • Método para calcular indemnizaciones.
  • Resolución de disputas.
  • Jurisdicción y ley aplicable.

¿En qué contratos se suele aplicar?

  • Contrato de administración societaria.
  • Contrato de compraventa de empresa

Limitaciones

  • Limitaciones propias de las cláusulas.
  • En determinados títulos de contratos, como los de adhesión y desequilibrio contractual, puede estar sujeta la cláusula a mayor escrutinio.
  • Las obligaciones irrenunciables no pueden estar sujetas a cláusula de incumplimiento.

Conceptos relacionados