Tabla de contenidos
< Volver

Contrato de arrendamiento de habitación

¿Qué es un contrato de arrendamiento de Habitación?

El arrendamiento de habitación es un contrato entre dos partes, donde una de ellas (la «parte arrendadora», «arrendador/a» o, de forma coloquial, «casero/a») se compromete a ceder el uso y disfrute, en exclusiva, de una habitación que se encuentra dentro de una vivienda (de la que es propietario/a), así como el derecho a utilizar de forma compartida con otras personas las zonas comunes de la vivienda a otra parte (la «parte arrendataria» o «inquilino/a»), que ocupará esta vivienda como su residencia habitual o principal.

A cambio, el inquilino/a se compromete a pagar una renta (alquiler) de forma periódica.

¿Cuándo usar este contrato?

El contrato de arrendamiento de habitación se usa:

  • Bien cuando el propietario de una vivienda alquila una o alguna de las habitaciones o dormitorios, pero el propietario seguirá viviendo en la misma (por lo que para el propietario ésta seguirá siendo su vivienda habitual).
  • O bien cuando el propietario alquila todas las habitaciones de la vivienda a diferentes personas, y éste no vivirá en ella.

Ello se traduce en los comúnmente conocidos como «pisos compartidos o de estudiantes», donde el propietario establece una relación jurídica y firma un contrato independiente con cada uno de los inquilinos (si hay más de uno). Por tanto, en este régimen cada inquilino responde solo por sus obligaciones.

Este contrato puede firmarse tanto por personas físicas como jurídicas.

¿Cuándo no usar este contrato?

Es posible que en vez de querer alquilar una habitación en el interior de una vivienda, lo que se quiere es alquilar la vivienda por completo a uno o varios inquilinos, respondiendo en este caso todos (de forma solidaria) de las obligaciones del resto. Así, el contrato adecuado sería un contrato único de arrendamiento de vivienda habitual. En LexDoka contamos con el modelo de Contrato de arrendamiento de vivienda habitual listo para usar.

Además, si se desea alquilar una vivienda para uso vacacional, de ocio o turismo, durante un tiempo limitado, se debe celebrar un Contrato de arrendamiento de vivienda por temporada vacacional. 

Contenido esencial

  • Identificación de las partes
  • Identificación de la vivienda donde se encuentra la habitación que se arrienda, y las partes que forman la vivienda
  • Identificación de la habitación arrendada y de las zonas comunes de las que podrá disfrutar el inquilino
  • El compromiso del propietario de haber expedido el Certificado de Eficiencia Energética
  • El uso que se le va a dar a la habitación: ¿para que sea su vivienda habitual, para usarla como destino de vacaciones o para otro uso que sea el que se determine en el contrato?
  • El derecho de uso y acceso de la vivienda por parte del propietario, que se determinará en función de si va a residir o no en la vivienda.
  • La duración, pudiendo ser determinada (fija o inicial prorrogable) y las posibles prórrogas.
  • Cláusula de desistimiento anticipado, si se abandona la vivienda antes de que finalice el plazo que se había pactado.
  • Determinación de la renta, el inicio del devengo, y su actualización.
  • Gastos de los servicios y suministros que se individualicen mediante contadores.
  • Obras de la vivienda: consideraciones sobre las reparaciones urgentes y pequeñas reparaciones.
  • Respeto de las normas de la comunidad
  • Causas de terminación del contrato
  • Devolución de la habitación una vez finalice el contrato
  • Protección de datos
  • Cláusula de resolución de conflictos y legislación aplicable

Contenido opcional

  • Anexo de inventario
  • Cláusula que regula la forma y condiciones en las que el propietario podrá acceder a la vivienda
  • Fianza
  • La forma de actualización de la renta
  • Reparto de otros gastos entre inquilino y propietario (de internet, teléfono, basura, de comunidad, IBI…)
  • Otras normas de convivencia: si se puede o no fumar, si se puede o no tener mascota…
  • Cláusula de cesión y subarriendo del contrato: determinar si estará o no permitido
  • Cláusula de derecho de adquisición preferente: ¿el inquilino tendrá derecho a adquirir la propiedad de forma prioritaria frente a otros compradores?
  • Cláusula de fiador personal o solidario: quién hará frente al pago del alquiler en el caso de que el/los inquilino/s incumpla/n sus obligaciones de pago
  • Cláusulas adicionales donde se podrá concretar cualquier otra consideración no contemplada
  • Anexos adicionales

Información necesaria

Destacar que este contrato sólo puede ser firmado cuando el arrendador es el propietario de la vivienda. En otro caso, si es el propio inquilino quién alquila a otra persona la habitación, estaríamos hablando de un contrato de subarriendo de habitación, y para ello es necesario que se haya pactado la posibilidad de subarriendo y que cuente con la autorización del propietario de la vivienda.

Si el alquiler de la habitación se destina a usos turísticos, se debe tener en cuenta la normativa autonómica y local que puede imponer una serie de requisitos para el mismo o, incluso, prohibirlo.

Ley aplicable

Conceptos relacionados

¿Cuánto cuesta hacer este contrato con LexDoka?

LexDoka cuenta con un modelo contractual automatizado que te permite hacer este contrato, negociarlo y firmarlo minimizando el tiempo invertido en todo el proceso. Este modelo automatizado es gratuito dentro de todos los planes de suscripción de LexDoka. Si quieres probarlo, puedes registrarte gratis para generar tu primer contrato.